Ponerse como un niño ante la vida

ponerse como un niño o como un anciano para modelar su vida

En la anterior entrada se tomaba como hilo conductor la pregunta ¿te gusta tener una madre y un padre?

Estaba dirigida a cada persona con la capacidad de ponerse como un niño ante la vida.

Un niño manifiesta un deseo, porque detecta el bien de algo que está escondido en lo deseado. Aun sin saberlo de una forma clara.

Se puede alegar diversas casuísticas que podrían desviar ese deseo a otros puertos o intereses. Pero de forma general, podría decirse que hoy en día a cualquiera nos gustaría tener la mejor madre posible y el mejor padre posible. Y con frecuencia, se identificarían con los que hemos tenido, pero sin defectos.

En un futuro no muy lejano o incluso en un presente muy cercano esto puede cambiar. La ingeniería genética y reproductiva hacen posible el nacimiento de una persona a la carta, y sin la intervención de una madre y/o un padre.

Leer +

¿Te gusta tener una madre y un padre?

Manos de hijo, madre y padre

La frase “¿te gusta tener una madre y un padre?” formulada en otro tiempo podía parecer una pregunta absurda. Pero en estos días creo que puede ser oportuna.

Echando una mirada al pasado es posible que veamos luces y sombras en la relación que tuvimos con nuestros padres.

Si fijamos la atención en la parte negativa de estos recuerdos, podríamos encontrar momentos dolorosos donde tuvimos parte de culpa.

Seguramente también habrá quien rememore conflicto de pareja en sus padres donde  ellos fueron involuntarios testigos.

Leer +